American Splendor (2003)

En Estados Unidos hay una subcultura de cómics muy arraigada, donde alejados de los superhéroes toman este medio para contar historias. La obra de Frank Miller o Alan Moore e incluso el serial de Ghost World son otras historietas que han sido llevados al cine y que de ninguna manera deben ser considerados como infantiles por ser “dibujos”; tan así que gozan de seguidores muy comprometidos que disfrutan de esta forma de arte mes a mes. ‘American Splendor’ es una de estas historias narradas gráficamente, donde Harvey Pekar narra los detalles de su vida y como la mira a su alrededor en sus números.

Siendo un ávido coleccionista de discos de Jazz, habiendo pasado por 2 matrimonios (y una vasectomía), Harvey (interpretado por un muy convincente Paul Giamatti) decide compartir su vida usando los comics como medio. Él provee el material y otros artistas gráficos lo dibujan, publicando así lo que le ocurre en su aburrido trabajo como archivador de hospital, sus interacciones con amigos, vecinos y compañeros de trabajo. Lo que él piensa de sí mismo en el trayecto a su casa, mientras lava su ropa o escucha música.  Sus historias tienen un éxito moderado que lo hace vender varios compilados de sus números y hasta ser invitado varias veces por David Letterman en su Late Show (cuando aún estaba en NBC).

Aunque nunca haya llegado a tener un gran éxito comercial, sí tuvo varios admiradores y coleccionistas que esperaban ansiosamente el más reciente número. Uno de ellos fue Joyce Brabner (representada por una irreconocible Hope Davis) quien a través de una carta logra iniciar una relación de larga distancia y a quien convence Harvey de irse a vivir con él. Ella lo adora a pesar de todos sus defectos y se llega a involucrar tanto en su vida mejorándola en muchos aspectos. Siendo alertada desde la primera vez que se conocen de la vasectomía, acepta a Harvey por lo que es, y el futuro que le espera.

plebeyanLas tomas de la película siguen el estilo de las historietas poniendo encuadres que encajan perfectamente en las viñetas del cómic y aderezando con globos de diálogo (o pensamiento) lo que los personajes están transmitiendo. En varias ocasiones las transiciones entre las secuencias aparece el Harvey Pekar de la vida real agregando algo a las escenas que acabamos de ver, o presentando a aquellos que conocemos en la película. En estas secuencias es cuando conocemos al verdadero Toby siendo un auténtico nerd y vemos que el actor que lo personifica no estaba siendo exagerado. Nos damos cuenta también que Joyce de la vida real es tal cual es retratada por Hope Davis cuando aparece en una especie de entrevista hablando de su relación con Harvey.

Hay una diferenciación en la presentación de las distintas etapas de la vida de Harvey, por ejemplo donde experimenta una soledad inconsolable al inicio de esta historia, son tomas con líneas de perspectiva donde vemos la figura disminuida de Harvey pasando a través de pasillos largos sobre un puente o en banquetas que se funden en el horizonte. En esta etapa vemos planos más abiertos con inserts muy específicos de las situaciones que vemos y sentimos de su día a día que al parecer no tienen sentido. Después de que se anima a hacer el cómic lo vemos en planos mucho más cerrados, donde son más claras sus expresiones faciales y podemos comparar sus gestos con aquellos que son dibujados y presentados como parte de la historieta. Al enterarse de su enfermedad, es muy notorio el cambio en el sentir de la historia pues la iluminación baja y la desesperación de los personajes son palpables, haciendo esta ambientación muy definida.

GiamattiAsPekarNo es una epopeya biográfica al no centrarse solo en la historia de su vida, que dicho sea de paso, ni siquiera es tan extraordinaria. No es una trama de la lucha combativa de un paciente de cáncer, si acaso le dedica un par de escenas en situaciones clave a este hecho. Lo que sí es la película son las opiniones y puntos de vista de un norteamericano común y corriente con una forma de ser muy particular que llegó a miles gracias a la decisión de verter estas ocurrencias en un formato gráfico con la ayuda de dibujantes excepcionales. Esto es el mayor de los aciertos de los directores Shari Berman y Robert Pulcini, al dejar que sea Harvey Pekar quien de la pauta de lo que quiere transmitir y ellos son solo el instrumento para llevarlo a cabo.

Después de la película realizada en 2003, siguieron haciendo los cómics, incluso la novela gráfica ‘Our Movie Year’ tratando sobre sus experiencias al realizar esta película. De sus últimos trabajos incluyen una reflexión sobre su judaísmo en ‘Not the Israel My Parents Promised Me’, y un tratamiento sobre su ciudad en ‘Harvey Pekar’s Cleveland’, donde se impone su forma de ver las cosas que no necesariamente son del todo populares. Antes de su muerte el 12 de junio de 2010 dejó otros trabajos empezados que su esposa se encargaría de editar, con quien vivió hasta su sobredosis accidental mientras seguía tratándose del cáncer que por tercera vez lo acechaba.

El personaje de Harvey Pekar no es el de una persona agradable, eso está muy claro, pero no es posible dejar de sentir empatía con él. El mundo que nos rodea puede ser muchas veces muy monótono y encontramos en pequeños vicios una manera de escapar de ello. En un principio solo era el Jazz, pero cuando Harvey decide relatar su estilo de vida plebeya en los cómics que escribe es como termina de reivindicarse. Las frustraciones en el trabajo, riñas con amigos, los conflictos de pareja e incluso la batalla contra el cáncer que Harvey llega a tener y aquí se retratan son situaciones tan comunes y banales como la vida misma. La vida de cualquier persona.

Escrito para el Taller de Análisis Cinematográfico impartido por el Maestro Juan Alberto Apodaca en la Facultad de Artes de la UABC Tecate

Vamos a correr – Registra tus entrenamientos

Ahora que ya tienes una disciplina y sales a correr rutinariamente y además de inscribirte a carreras te conviene ir midiendo tu progreso. Sí es entendible (y recomendable) correr por el simple gusto sin preocuparte cuanto llevas o que tan rápido. Pero como todo en la vida, si no hay manera de medir algo no hay manera de mejorarlo.

¿Qué se necesita? Básicamente:

  • Medir distancia
  • Medir velocidad
  • Rastrear ruta por GPS

 Garmin (o TomTom, Timex y otros GPS de pulsera)

cf-lgHe visto que es la opción que prefieren los corredores profesionales y tiene sentido pues solo lo llevas en tu muñeca por lo que es muy ligero, además de que las mediciones siempre son más confiables. La desventaja es que casi siempre los encuentras en más de 150 dólares.

http://garmin.com

http://sports.tomtom.com

 Fitbit (o Jawbone Up y otros medidores de patrones portátiles)

Además de medir todo lo anterior te ayuda a rastrear todas las actividades de ejercicio durante el día. Algunos ofrecen opciones más completas como rastreo de tus hábitos de sueño. Por su diseño muy pequeño lo puedes colgar de tus tenis o colocarlo en una pulsera que se vende por separado. Lo encuentras por unos 99 dólares.

http://fitbit.com

https://jawbone.com/up

 Nike+

nikepLa app que instalas en tu celular te ayuda a registrar tus entrenamientos y te va diciendo cuando superas tus mejores marcas en atractivos anuncios que puedes compartir en Facebook. En lo personal me parece confuso por usar “puntos” para sus mediciones en lugar de centrarse en el kilometraje (o millaje) recorrido o velocidad. Ésto a algunos les parece más simple para compararse con otros pero bueno, es cuestión de gustos. Además es la única app cuyo portal se enfoca principalmente en productos Nike que comprar en lugar de tus corridas o las de tus contactos.

http://nikeplus.nike.com/

 Runkeeper/MapMyRun/Runtastic

Son apps gratuitas soportando el registro de tus mejores tiempos en carreras, distancia recorrida y algunos de ellos con extras (premium) para registrar otro tipo de cosas para lograr tu bienestar en forma. Todos ellos con muy buen soporte para comparar tus ejercicios con tus contactos y compartirlos en Facebook. En algunos de ellos puedes sincronizar con una banda de medición de ritmo cardiaco (vía bluetooth) para que te esté alertando cuando debas bajarle.

http://runkeeper.com

http://mapmyrun.com

http://runtastic.com

 Endomondo

endomondoPeerBenchmarkMi preferido desde que empecé a correr, además de registrar todo lo anterior tiene una base de usuarios de todo el mundo por lo que puedes comparar tu desempeño fácilmente con alguien de tus características. Los retos mensuales son motivamentes para competir con tus contactos y ver su evolución a través del tiempo. La característica premium de los planes de entrenamiento se sincronizan con tu cel para que no te pierdas de correr lo que te tocaba hoy para lograr la meta que hayas configurado. Acepta múltiples maneras de importar datos de tus ejercicios de otros dispositivos o cuando anduviste “fuera de línea” haciendo la integración muy simple. También es muy útil para conocer nuevas rutas (en tu ciudad o cuando estás fuera) pues la extensa base de usuarios comparten rutas todo el tiempo, llevándote a tener entrenamientos más informados cuando hay dudas de por donde irte.

http://endomondo.com

 Zombies, Run

¿Quieres hacer tus entrenamientos más interesantes? Imagínate que vas corriendo pero de repente escuchas muy cerca de tí gruñidos de los no vivos, así que hay que correr. Tienes que hacer caso a las indicaciones de las misiones para seguir la historia y en tu corrida recopilar víveres y luchar por tu supervivencia. Si los zombies se acercan mucho puedes perder estos víveres así que tienes que correr más rápido y regresar a la base. Es un poco caro dependiendo de la plataforma que uses pero sin duda muy interesante.

http://zombiesrungame.com

Como ves, éstas son solo herramientas para apoyarte a mejorar. Comparando registros a lo largo del tiempo te puedes dar cuenta de tus mejores rutas, de entrenamientos más apropiados, o tu mejor manera de prepararte para alguna carrera próxima. Aquí lo primordial es que estás compitiendo contigo mismo y con estos registros es la manera de comprobarlo. Prácticamente todas estas herramientas tienen la característica de compartir en tus redes sociales tus logros y entrenamientos, solo configura un poco quien puede ver esto para evitar abrumar a quien de plano no le interese. Y a quienes sí abrumas, siempre pueden bloquear la aplicación y listo.

La mejor app o dispositivo que uses solo tienes que tener presente para que lo quieres aprovechar ¿para mejorar tus tiempos? ¿rastrear tu desempeño? ¿compararte con tus colegas? ¿hacer nuevas amistades? Todo se vale, ¿cuál recomiendas tú?

Vamos a correr – Mi quinto maratón

Después de la preparación por meses llegó el día, y es la tercera prueba de los maratones y medios maratón (a mi parecer) más importantes del estado para este año. Estaba muy nervioso en principio porque el calor estaba arreciando muy fuerte toda la semana pero no había vuelta de hoja, por lo mismo decidí correr con una camiseta de manga larga ligera (para no quemarme y para que secara rápido el sudor). Pues no contaba con que había un 86% de humedad esa mañana y fue comprobable pues todavía no empezaba y ya estaba mi cara completamente empapada de sudor.

Éxtasis

con todos los ánimos y concentrados para hacer un buen papel

con todos los ánimos y concentrados para hacer un buen papel

Es la primera fase, apenas vamos empezando y tienes toda la energía. Por la ruta hay un antes y un después cruzando la marca de los 21 kilómetros y 95 metros. Pues bien, la primera parte conservé un ritmo de más o menos 5:40 minutos por kilómetro lo cual iba muy apretadamente a mi meta de hacer el maratón en menos de 4 horas. Así emprendimos cruzando la Zona Río, y llegando a la Ave. Revolución me sorprendí porque ya eran las 7 pasadas y la gente sigue amaneciéndose en los bares aunque hasta eso que todo mundo nos aplaudía y animaba, dicen que un borrachín hasta se metió a la carrera (en pantalón y zapatos) y terminó el medio maratón, no me consta. La cantidad de gente fue enorme (3,500 corredores en ambas pruebas) así que siempre había gente que saludar, a quien seguir, a quien reconocer y platicar. Para esta primera parte, mi cuñado Jonathan me acompañó pues su meta era hacer el medio en menos de 2 horas y así nos mantuvimos compañía hasta el kilómetro 13 (en el puente de la 5 y 10) donde no me pudo seguir el ritmo. Llegando por los rumbos de la Plaza Carrusel noté que la toalla que siempre cargo para secarme el sudor estaba completamente empapada, y de hecho así fue todo el trayecto, mi ropa completa desde los calcetines hasta el auricular bluetooth se mantuvieron mojados. Yo seguía con música en mi reproductor y disfrutando la experiencia. Un gran punto a favor de los voluntarios que siempre estuvieron apoyando, animados y atentos (aunque en los primeros puestos de hidratación les faltó agilidad por la cantidad enorme de corredores). Ahí ya entrando al Blvd. Benítez por el km. 16 se agradecía mucho los bomberos rociándonos agua, que como dije, aunque no había sol, estaba muy caliente y húmedo.

Meta falsa

Llegando a los primeros 21 kms

llegando a la primer etapa del maratón

Ya adentrádonos a Niños Héroes donde ya estaba el Holiday Inn se sentía el ánimo de la gente, ahí pude dar unos gritos de apoyo a Macedonio Marciano de Tecate Running que ya estaba sobre la Vía Rápida en la segunda fase del maratón. Sobre la avenida ya se miraban los que regresaban con la medalla y camiseta bien puesta y que ahora apoyaban a los que llegaron después de ellos. Pero todavía faltaban alrededor de 2 kilómetros y había que seguirle. Llegando a la última glorieta antes de la meta nos separaron a los que ya terminaban su medio maratón y a la derecha los que todavía nos faltaba a mitad, y yo al ver que iba totalmente solo en ese carril y como todos estaban muy serios de este lado mientras que en la meta estaban dando aplausos y vivas tuve que despertarlos gritando “¡todavía me falta la mitad! ¿dónde está el apoyo?” y todo mundo ahora sí como que despertó y aplaudió mientras cruzaba esta meta falsa. Este tramo lo hice en 1:59:10 y aún estaba en el ritmo que yo me había propuesto. Pero…

Cansancio imposible

Saliendo de la Glorieta Cuauhtémoc había que cruzar el puente para ir a la zona del CREA y allá tenían miel, plátanos, Powerade y agua para recuperar energías. Ahí me tomé mi primer Gu para después pasarlo con agua, y es aquí donde debí haber comido plátano pero al menos sí me eché la bolsita de miel que me supo a gloria. Entrando de ese lado de la Vía Rápida ya estaba sintiendo un cansancio muy fuerte en las piernas, no eran calambres ni dolores, simplemente un cansancio muy fuerte y ya cuando regresé a cruzar el puente para regresar a la Zona Río estaba haciendo un ritmo de 8 minutos el kilómetro, todavía corriendo pero sintiendo muy pesadas las piernas. En esta parte ya en lo emocional viendo a toda la gente que ya estaba descansando y conviviendo con sus amigos y familiares cuando a mí todavía me faltaban 17 kilómetros como que me pesó más. Agradezco a los compañeros de Tecate Running que me encontré por ahí del Sanborn’s pues al verme me echaron muchas porras y me dieron el empujoncito para no desistir aún y así estuve hasta que todo mundo miraba que me rebasaba. Cuando me arrebasó mi hermano iba muy fuerte y con muchas ganas y él desde el principio quiso hacer una carrera a su paso pero seguro y ahí me hizo señales de que le siguiera pero ya estaba muy agotado y empecé a caminar, era la parte posterior de la Plaza Río, el kilómetro 26. Cuando te sientes con esta falta de energía cualquier apoyo cae de perlas. Como el sujeto que desde arriba en lo alto del puente me hizo señas y me aventó un Powerade (!), no se que gestos hice pero se lo agradecí con todo el alma. Los amigos de Baja Trail apoyando desde que me rebasaron “síguele dando Berrendo” y todavía me dieron unas gomitas de energía que me supieron bastante bien y me gustó que eran muy fácil de digerir sin empalagar. Había estacionado del otro lado de la Vía Rápida alguien que le ví finta de entrenador que me preguntó si tenía calambres, a lo que le respondí que todavía no y se ofreció para untarme árnica y sentí las piernas renovadas. Había una familia en un carro con unos niños que también me echaron muchas porras a pesar de que venía caminando y eso me dió la idea de seguir aguantando (descansando las piernas caminando) por lo menos hasta el km 30 a ver si me recuparaba.

Nuevos bríos

Era el km. 29 y tal vez por la sombra de los puentes para acceder a la Vía Alamar, había mucha más gente en ese puesto de hidratación, incluido un equipo de porristas. Aquí me dieron un par de esponjas llenas de agua que aproveché, me detuve a tomar como 5 vasos de agua más y al salir el grupo de porristas me dieron tanto apoyo que no se como, pero como una inyección de energía para lentamente dejar de caminar y empezar a trotar de nuevo. Ya con este trote pude avanzar a un ritmo de más o menos 10 minutos el kilómetro pues sentía las piernas más descansadas aunque todavía no tan listas. En eso se me desabrochan las cintas de uno de los zapatos y después de abrocharlos y empezar de nuevo sentía como las piernas prácticamente tenían cuerda y se movían solas ¿alguien sabe como se llama esto? Parecía que al detenerme alguien les dió cuerda y corrían solitas, lo que me ayudó a seguir apretando el ritmo.

La demencia

Es algo que me pasa muy seguido después de ciertas distancias, pero estaba llegando al Costco rayando el kilómetro 32 y empecé a cantar con amplio volumen de karaoke (muy mal cantados pues) las canciones que tenía en mi cel: ‘When I Come Around’, ‘Zero’, ‘Tainted Love’ y otras pero por alguna razón ya por el Home Depot empecé a llorar inexplicablemente. Hasta un señor que estaba ahí que me estaba echando porras se sacó de onda y después al pasar cerca de él me dice “todavía puedes campeón” conmovido, y no pues seguí llorando aún más. Yo lo llamo demencia de endorfinas.

Recuperando posiciones

Ya con más ruta sobre la Vía Rápida estaba empezando a alcanzar a quienes anteriormente me habían rebasado. Me platicó Carlos Arreola (a quien nunca le había visto la cara porque siempre corre con la máscara de luchador puesta) que solamente en otra carrera y ésta tuvo que quitársela, así de fuerte estaba el calor. Por ahí le di ánimos a Luis Murúa que iba a un paso firme y kilómetros más adelante a su hijo. A la otra chica de Baja Trail que corrió con su perro la primer fase del maratón y otros que como yo, aunque seguían caminando lo que querían era alcanzar la meta sea como sea, a todos ellos siempre ofrecí palabras de aliento.

Meta

Ahora sí, ya entrando al km. 40 más espaciados los corredores me sorprendí de la Batucada que al pasar yo empezaron con ‘Matador’, y es que con música en vivo se siente un ambientazo muy diferente. En ese tramo antes de llegar al Holiday Inn de nuevo, encontré a otra chica que a todos los que íbamos tratando de terminar nos daba muchos ánimos para llegar, ya faltaba muy poco. Yo ya estaba recuperando el ritmo de unos 7 minutos el kilómetro y me sentía mucho mejor. Tanto así que ya para cerrar el último kilómetro apreté para terminarlo a ritmo de 6:30 y ahí pude ver a lo lejos la meta, ese arco que significaba el reto por superar, pero faltaba muy poco. Ahora sí, todas las porras eran para quien llegaba y hasta a unos chicos de la banda de guerra que se acercaron apoyar a los últimos corredores les extendí la mano para darles el “high five”. Ahí llegando a la meta, ahora sí pisando el tapete y levantando los brazos en alto pude decir meta superada.

Lo no tan bueno

  • Al principio no se daban abasto en los puestos de hidratación, como el pelotón de corredores es enorme sobre todo los primeros kilómetros en varios de estos puestos se terminaban los vasos de agua para repartir
  • Todavía me parece que sería mejor idea separar como evento el medio maratón del maratón, emocionalmente incluso pasar por donde están ya todos celebrando como que sí afecta.
  • Aunque a mí no me pasó, se de muchos casos que no les funcionó correctamente el chip para marcar tiempos.

Lo positivo

  • Los policías hicieron muy bien su trabajo todo el trayecto, siempre deteniendo a quien se quería pasar de listo y exigiendo el respeto a los corredores
  • Los voluntarios y asistentes que siempre estuvieron dando ánimos y porras y en la medida de lo posible tratando de que no faltara nada
  • La organización que hizo de este evento internacional algo de renombre

No me siento orgulloso por el tiempo que hice, sino por el hecho de haberlo terminado:

Tiempos oficialesSobre todo satisfecho de compartir con mi Club Berrendo la emoción de un reto conjunto, al final todos felices:

Club BerrendoAsí, ya cumplidos los medios maratones de Mexicali, Ensenada y este maratón de Tijuana, me falta para este año el medio maratón de Tecate y Rosarito, además del Maratón Gobernador en Mexicali.

Llegó @uber_tijuana y vale la pena

La verdad nunca me ha gustado manejar, para nada, prefiero siempre evitarlo mientras pueda. Pues bien, Uber es un servicio de auto (algunos lo mirarían como taxi ejecutivo) como cualquier otro en el mundo, con la diferencia que se vale del uso de una app (para iPhone, Windows Phone y Android) para realizar los servicios.

Pues bien, como ya llegó a Tijuana está en promoción por tiempo limitado 10 viajes gratis (hasta 200 pesos cada uno). Es muy sencillo, uno simplemente entra a la aplicación y pide que lo lleven:

wp_ss_20140725_0002Inmediatamente aparece quien de los autos disponibles va a hacer el traslado y aparece información del chofer con tiempo de espera aproximado. El hecho de que por GPS te localice es una ventaja pues al chofer solo le aparece en su aparato el punto exacto donde necesitas que vaya por tí, no hay que batallar para darle indicaciones de como llegar ni nada de eso, es más, ni siquiera tienes que llamar a nadie, en dos “taps” ya lo tienes en camino. Luego se vuelve adictivo estar viendo en tiempo casi real por donde viene el auto y cuanto le falta por llegar, pues tienes toda esa información a tu alcance en el mapa aquí en tu app.

En Tijuana yo le veo mucha practicidad, sobre todo porque no me gusta estar lidiando con el tráfico. Si vas al aeropuerto o la línea y de verdad no tienes a nadie que te lleve. Cuando vas saliendo del partido de los Xolos y quieres seguirla pero ya tienes varias cervezas encima, mejor dividan el costo y evitan una multa (o un accidente ¿cómo se te ocurre conducir en ese estado?), o cuando vas a llevar a un cliente a un restaurant y necesitas seguir hablando de negocios en lo que llegan. Y hablando de costos, me pareció razonable. De Módulos Otay a Palacio Municipal me hubiera costado 193 pesos. Hay ejemplos en el blog de Uber de la Cacho al aeropuerto en aprox. 150, o de Playas a la Garita de San Ysidro en 218 pesos, así que es costo competitivo considerando que son autos tipo BMW, Chrysler y similares con un servicio muy atento y cómodo. Al llegar a tu destino en unos momentos te llega el recibo del cobro con toda la información del viaje que acabas de hacer. Hay que decir que sí hay varios autos disponibles así que no es más que unos minutos lo que esperas a que vengan por tí:

wp_ss_20140725_0001Definitivamente (ya con la confianza) usaré Uber también en otras ciudades donde me encuentre, ya sabes que no puedes estar confiando en cualquier taxi nomás así, hay que cuidarse.

Aprovecha si lo quieres probar con un descuento de 100 pesos en tu primer viaje siguiendo esta liga.

Vamos a correr – Mi primer medio maratón

Las Vegas, 2 de diciembre de 2012
Nos propusimos mis carnales y yo hacer este reto, un medio maratón, 21 kilómetros con 97 metros. Un día antes como es de rigor, había que ir por los paquetes de corredor con el número, el chip para rastrear, y algo que nos llamó la atención, la camiseta. Y es que como que no se siente lo mismo que te den una camiseta por pagarla, que cuando te dan una camiseta por ganártela corriendo. Pero de todos modos muy gustosos la recibimos. ¿Sí mencioné que estábamos en Las Vegas? No queríamos caminar mucho pero es inevitable estar dando vueltas con toda la gente de todas partes del mundo y recorriendo los casinos y tiendas (las apuestas no son lo mío, prácticamente mis gastos en esto son menos de un dólar). Afortunadamente contábamos con la hospitalidad de Meño que fue el primero que me hizo el reto de correr este medio maratón meses antes. Nos preparó una deliciosísima cena llena de carbohidratos con distintas pastas y con el toque característico de su cocina. Y pues, había que descansar bien para la carrera del día siguiente.
Después del desayuno y para mentalizarnos fuimos a pasar el tiempo al Hard Rock Café donde simplemente viendo los pósters y fotografías pudimos pasar varias horas, hasta que ya acercándose la hora nos fuimos caminando a la salida, una distancia de 3 kilómetros antes de un medio maratón, como que no, pero era más la emoción y como vimos que otros cientos de personas hacían lo mismo no le dimos importancia. Llegamos a nuestro corral (esperando hacer 2 horas y media) y esperar otra vez a que salieran todos los corrales antes que nosotros, por lo que venimos empezando prácticamente 1 hora después de la oficial. ¿La ventaja? nos tocó más noche por salir más tarde.
De por sí pasar por el Strip es una vuelta a la fantasía, poder correrlo en medio de la calle sin ningún carro, autobús o vehículo de ningún tipo lo hacía sumamente especial. A todo lo largo del recorrido los turistas y algunos acompañantes de otros corredores echaban porras a todo mundo con sus trompetas y letreros y hasta te pedían el “high five”, esto es muy motivamente siempre. Había puestos de hidratación con Gatorade muy bien surtidos por los voluntarios a quienes siempre agradecí, y fue ahí donde conocí los geles”Gu” que luego vería hacen muy buen trabajo. Algo que también fue una novedad para mí fueron las bandas de rock que cada ciertas esquinas animaban el ambiente y con algunas de ellas hasta se antojaba quedarse a seguir la tocada más tiempo pero pues, había que correr. Pasando por la casa de empeño famosa por el History Channel me sorprendí que la gente se salía de la carrera para entrar ahí. No es que siga el cronómetro peleando hasta el último microsegundo pero ¿de verdad era necesario justo en ese momento ir “a conocer”? En fin. Después de 10 kms entramos a áreas residenciales de Las Vegas donde el apoyo era el mismo, pero más especial porque familias enteras salían de sus casas y ponían sillas enfrente para darle ánimos a los corredores. En este punto me despegué de mis carnales porque ya sentía que estaban resagándose y además harían menos tiempo que yo de todos modos.
El resto del camino, ya solo venía saludando a mexicanos y latinoamericanos que me encontraba con quienes platicaba brevemente. Y ya con unos 6 kilómetros por llegar a la meta, volvimos a entrar al Strip y volví a sentir ese apoyo de toda la gente que estaba ya esperando al resto de los corredores. A lo lejos miré la meta, me sentía bastante bien tanto anímica como físicamente así que había que dar el último tirón. Y así, con toda la emoción, crucé la meta con las manos en alto. Nunca en ninguna carrera había alcanzado una medalla pero en ésta había para todos quienes completaran el circuito así que fue muy emotivo cuando me la dieron y la sentí pesada sobre mi pecho y sobre todo muy orgulloso de haber cumplido este reto.

Cometimos varios errores (a nuestro parecer) en este medio maratón:
1. Caminamos (turisteando) el día anterior, que aunque no fue mucho, sí es agotador andar en tiendas, casinos y en la calle.
2. Caminamos para ir a la salida de la carrera (ya medido con Google Maps) 3 kms completos que según nosotros era para calientamiento, pero a nuestro gusto era demasiado caminando pues sí llegamos a resentir las plantas de los pies
3. Algo que pasó específicamente conmigo fue que para evitar tener que ir al baño durante el día de la carrera no tomé agua, o al menos no tanto cuando yo mismo sentía sed. Ya durante la carrera en cada puesto de hidratación aprovechaba pero creo que debí haberme hidratado todo el día normalmente.
4. Fue fatal conducir en carro tanto camino en carretera justo unas horas después de terminar la carrera (teníamos que regresar a trabajar el día siguiente), ya pedíamos esquina y creo que en su momento puede llegar a ser peligroso por lo cansado del camino (6 horas y media)

Lo que creo que sí hicimos bien:
1. Comer pasta y pan integral el día anterior, desayunar suficiente y el lunch ligero (un subway) el día de la carrera.
2. Los primeros 12 kilómetros los hicimos a paso leve de aprox. 7 a 6 minutos por kilómetro, o sea, algo tranquilo para lo que estamos acostumbrados en una carrera, que en mi caso me permitió darle los últimos 10kms a un paso de aprox 5:30 minutos por km que fue más acorde a mis tiempos en entrenamientos.

lvmÉramos 22,000 corredores de todo el mundo y fuí el lugar 5,486 que para mí significó la gratificación de cada madrugada de entrenamiento decir “sí, sí voy a salir y no me voy a quedar en la cama”; de seguir tips y consejos de mi club Berrendo de como aguantar ampollas, lesiones, cansancios y preguntas babosas de “¿y para qué corres?” y se resumió en esa noche como una meta a la que llegué y me respondo a mí mismo la pregunta “¿cuál es tu excusa? NINGUNA ¡lo logré!”

Rant del odio

Nota aclaratoria: no porque a mí no me gusten algunas de las cosas que tú disfrutas debas dejar de hacerlo. Y también, estoy seguro que muchas de las cosas que hago a tí te pueden caer muy mal. Aquí solo quería anotarlo para que en 10 años que yo haga estas cosas me lo hagan saber. Van sin orden de ningún tipo:

1. Las fotos con marcos como letrero. En baby showers, en despedidas de soltera, graduaciones y más usan marcos de unicel con letreros del lugar donde la gente posa en medio como una manera divertida de mostrarse en el evento. El resultado es mil fotos con cientos de personas haciendo exactamente la misma pose usando el mismo marco.

no es un marco de unicel, pero es la idea2. Los fun studio, fun photo booths o como sea que los llamen. Reutilizando “props” que diez mil personas más antes que tú usaron ¿apoco crees que las limpian? Además, las pelucas, los lentes enormes ¿realmente te hacen ver divertido? ¿o que estás pasando el mejor día de tu vida?

3. Los selfies no me desagradan, me desagrada que se los tomen en medio de la carretera y a toda velocidad. Si no piensan en sí mismos por lo menos piensen en toda la gente alrededor, conducir cualquier vehículo requiere el cien por ciento de atención. Y sí, se nota porque claramente se ve que eres tú el que va manejando y el exterior se mira barrido en la foto por la velocidad.

4. Cuando usan Youtube como radio. Como música de fondo pues, y todavía usaran la característica de los playlists, pero no, cada que se acaba la canción van y buscan otra y lo repiten. ¿Saben que existe Spotify, Grooveshark, Deezer, etc.?

5. Cuando ponen el aire acondicionado en modo Polar ¿a quién fregados le gusta el frío helado? afuera está a 40ºC, vale, pero ¿porqué quisieras estar adentro a 10ºC? Sobre todo porque afuera te espera el verano solar. Y esto aplica para el carro, oficinas, el cine y otros lugares públicos y privados.

6. Cuando alguien de más de 30 hace/actúa/dice/habla como adolescente. Siempre es tentador hacerlo “para estar en onda” pero cuando tenías esa edad ¿no te acuerdas como te caían esos adultos que intentaban ser como tú?

7. Si cuando van conduciendo no usan las direccionales, eso lo colocaron ahí para avisar a tu exterior que vas a dar una vuelta, ¡hazlo saber!

8. Cuando un correo acusador copian a todo mundo. La mayoría de a quienes enviarás ese correo con el que pretendes lavarte las manos lo ignorarán, arregla tus asuntos con quien tengas que arreglarlos pero no metas en el pleito a cualquiera nomás por que sí. Y cuando resulta que no tenías razón, con la misma actitud que quisiste que todo mundo se enterara del problema, ahora que se entere de que quien tenía la culpa en primer lugar fuiste tú.

9. Que saquen el celular y estén navegando en redes sociales en lugar de estar en el lugar y con las personas. A veces puede ser que apenas están llegando al lugar y están haciendo check-in pero ¿en serio en medio de la película tienes que sacar el celular y comentar la última foto graciosa de tu contacto? ¿en serio en este preciso momento? ¿justo ahora? Escenario bellamente ilustrado por Pablo Stanley (dar click para verlo):

outForDinner

10. El foamy, foam, unicel o como quiera que se llame ese producto de plástico con el que no pueden faltar estar hechos los utencilios deshechables. Además de que son un problema para el medio ambiente, producen un volumen de basura mayor pues al aplastarlos no pierden su tamaño ocasionando bolsas muy extendidas.

11. Las fotos de tus vacaciones donde tienes que salir en todas, absolutamente todas las fotos. Hasta cuando le tomaste foto al animador de la alberca ahí tienes que salir también ¿para qué?

12. Cuando dicen “te mando un inbox”, “revisa tu inbox”, “más informes por inbox”. No necesito decir más.

13. Llegan a buscar a alguien pitando, ¿en serio tanta prisa tienes para no tener consideración con los vecinos? Y no es que me despierten, es simplemente el ruido es el que no soporto.

Vamos a correr – Los clubs de corredores

Estaba en Puerto Morelos hace algunos años cuando en medio de la maleza en un camino de terracería totalmente sin ningún atractivo de ningun tipo caminaba rumbo a donde me llevara ese camino sin saber al menos la longitud del mismo. No estaba esperando nada en particular ni me estaba proponiendo absolutamente nada relevante, simplemente, me nació empezar a correr. Claro, solo pude trotar un par de minutos y para mi sorpresa no hubo un jadeo fuerte en la respiración a causa de esto, la verdad es que me sentí muy bien con este esfuerzo físico en medio de la nada.

En estos tiempos, ya tenía rato viendo a Fabio pasar por enfrente de mi casa cuando él hacia sus entrenamientos. Con un poco de pena yo apenas iba saliendo a trabajar cuando él ya llevaba quien sabe cuantos kilómetros recorridos. Esto fue también un impulso pues pensaba “él es de mi edad, ¿qué me impide a mí también seguir sus pasos?”

Supe de una amiga que corría y que conocí en unas vacaciones. Lotte me dió un par de consejos para perder el miedo a correr, cosas básicas que en cualquier preparatoria del mundo te enseñan pero por alguna razón yo nunca tuve acceso. Ya de regreso a casa, notaba que una amiga estaba corriendo en casi cualquier carrera que se diera en la ciudad. A Susana le pregunté como empezar y casi como cualquier corredor, ella encantada de platicar como era todo el proceso de iniciar y tener constancia en esta práctica. Ahí me propuse una meta, la de correr mi primer carrera de 5K. De esto ya hace 2 años.

Ya después de esta carrera mi amigo de toda la vida Meño me comentó que en Las Vegas hay un maratón muy popular a donde llega gente de todo el mundo y que sería buena idea aventármelo. Antes de esta conversación yo era de la idea de correr por el simple gusto de hacerlo y ya, pasarla tranquilo. Y eso está muy bien, pero miraba como otro tipo de deportistas extremos con los que sinceramente no me identificaba a quienes corrían maratones y medio maratones (un maratón, si lo vas a llamar maratón es de 42 kilómetros con 195 metros, ni más ni menos ¿eh?) El punto es que en este momento surgió una nueva meta, mi primer medio maratón.

Pues bien, consultando con Susana sobre esto me comentó que ella y su club estaban entrenando para el maratón de Tijuana y me llamó la atención pues se organizaban para correr juntos, se enviaban tips y comentaban sobre carreras de la región. En este punto es cuando en el Club Berrendo me dió todos los ánimos y lo mejor, la actitud que necesitaba para asumir ese reto mayor como lo es un medio maratón.
BerrendoTuve también oportunidad de participar con Tecate Running donde por fin en la ciudad se sumaban esfuerzos para demostrarle a empresas, gobierno y comunidad en general que el atlestismo está más vivo que nunca y que a falta de respaldo y apoyo de las autoridades levantamos la mano y nos valemos por nosotros mismos cuando queremos que las cosas ocurran. Esto ha rendido frutos pues ante los números de corredores y la visión de la directiva de Tecate Running se han logrado que los institutos del deporte volteen a vernos y ahora haya más atención como apoyos en transporte a otros eventos del estado y ahora con la organización del primer Medio Maratón en esta ciudad.

Hay distintos tipos de clubes, los hay quienes siempre buscan encontrar el renombre por llegar a alcanzar una buena posición en una carrera, otros con mucha disciplina y de muy alto nivel para poder siquiera considerar entrar a ellos, unos muy divertidos donde la idea es correr a todo dar dando lo mejor de sí pero terminando no debe faltar la carne asada y las cervezas, y la verdad es que todos se valen. Tú puedes identificar mejor cual te conviene más a tí en términos de lo que buscas como corredor, cual ambiente te parece más adecuado de acuerdo a tu personalidad o que tipos de corredores que admiras están en ellos. Pero eso sí, no cabe duda que cuando corres con alguien más (aunque no estén físicamente contigo) siempre siempre, lo disfrutas más.

Todo esto es para decir que no corres solo, aunque estás entrenando a las 4 de la mañana en un sendero solitario siempre hay gente que te ha apoyado y creído en tí para que logres lo que te propongas.

Comercio en línea en México

Detestable, podría poner varios ejemplos, pero de verdad que no es mi interés quemar a nadie (tanto). Lo que sí puedo hacer es mencionar las únicas ocasiones donde no ha habido problema.

  • He comprado varias veces en mixup.com.mx donde siempre llegaba a tiempo (al menos en los días que decían llegaría), bien empacado para evitar daños y un precio normal, como lo esperarías en la tienda físca. Lamentablemente, aunque sigo comprando música y películas en formato físico, no ha sido tanto como antes y por ello cuando necesito comprar un disco o DVD voy directamente a la tienda (o en Amazon)
  • También en la única ocasión que compré en sanborns.com.mx un libro me sorprendí lo rápido que llegó.
  • En Librerías ghandi.com.mx siempre ha sido un placer comprar libros, a veces más baratos que en la tienda y en muchos otros casos más rápido que cuando llegan a mi sucursal más cercana.

Jeff Bezos: Birth of a Salesman (for the Wall Street Journal)

No me hagas empezar a hablar de los servicios en línea de SAT, pero lo que sí es que en los servicios de banca electrónica no he tenido problemas. Con el rediseño de Bancomer hace unos meses ha mejorado mucho la usabilidad y presentación de como estaba antes, debo reconocer. Banamex aunque ya tiene tiempo con una interfaz más amable y sencilla, se que algunos usuarios sí se les complique. En Banorte aunque es sobrio y llano, hace lo que tiene que hacer sin muchos clicks de por medio. Todos tienen esquemas de seguridad que pueden ser muy engorrosos pero son necesarios para darles confianza a los usuarios, que triste decir es muy poca es la que les tienen.

Y creo que esa desconfianza todavía aplica para muchos de los sitios de comercio electrónico en México

Vamos a correr – La importancia de las metas

A estas alturas por lo menos ya debiste correr completito un kilómetro ¿cierto? Y bueno, uno puede estar corriendo y corriendo por el simple gusto de hacerlo. Sintiendo las endorfinas (el runner-high que le llaman) después de ciertas distancias o tiempos es absolutamente genial. A veces cuando tienes muchas cosas en la cabeza y simplemente sales a correr a sacarlo (y sudarlo) complementamente sin marcas ni registros de ningún tipo llega a ser muy satisfactorio también.

Pero bueno, lo que me funcionó muy bien a mí después de algunas visitas a la pista atlética donde no miraba rumbo me decidí a prepararme justo para una carrera de 5kms de la que ya había tradición en mi ciudad. Era una carrera que se hace en verano y era abril cuando ya hacía 2 kilómetros más o menos sin problema en la pista. Estar al pendiente de estos 5kms y siguiendo un plan de entrenamiento para lograrlo fue un proceso muy satisfactorio pues estás trabajando gradualmente para llegar a una meta (literalmente).

Y es que estos planes de entrenamiento para lo que sirven también es para acostumbrarte a una disciplina. ¿Tienes flojera? Es día de entrenamiento. ¿Estás muy agusto calientito en cama? Es día de entrenamiento. ¿Está haciendo mucho frío? Es día de entrenamiento. ¿Te sientes pésimo por un mal día en el trabajo? Es día de entrenamiento. Esto es de darle y darle para conseguir el objetivo. Claro, siempre hay que ser realista y conocer tu cuerpo para saber cuando definitivamente un paso más te hará caer en una lesión, pero por lo mismo, por que te conoces, sabes cuando estas excusas son solo eso, pretextos para evitar salir y dar lo tuyo.

Algo que tuve que tomar en cuenta para estar completamente preparado es dejar la pista de tartán. Las carreras pedestres son casi en su totalidad recorriendo caminos de asfalto no tan óptimos como las vueltas a la pista, así que tómalo en cuenta para esa primer carrera. De preferencia haciendo recorridos en la ruta que la carrera seguirá (o similares) para no tener sorpresas que te pongan en riesgo.

¿Y porqué una carrera? Tú y yo sabemos que en esta primer carrera las posibilidades de llegar al podio de honor son cercanas a nada. Pero entonces ¿las otros 397 personas que se inscribieron para que la hacen? Para lograr llegar a la meta, tan simple como eso. Ya sea que es la primer carrera de su vida o para superar sus tiempos personales pero llegar a esta meta es algo tan personal como uno mismo. La ventaja es que en este caso ya no estás solo. Otros como tú están tratando de llegar a la meta y aunque no lo puedas reconocer de inmediato, la multitud te jala para que no desistas y es increíble la cantidad de apoyo que recibes de extraños que no quieren verte rendir y te animan para que logres esa meta. Algo que no creo suceda en ningún otro deporte.

Mi primer carrera en julio de 2012

Ya que llegues a esta primer carrera de 5kms, hablaremos de tu primer recorrido de 10kms, 21.097kms y tu graduación en 42.195kms, lo importante es tener presente estas metas.

La era del déficit de atención

Imagen

En este momento que estás leyendo este artículo quizás estés escuchando música o medio viendo un programa de TV o video en Youtube. Cuando estás con una persona o con un grupo de amigos invariablemente al menos uno de ustedes estará checando alguna cosa en su smartphone mientras asegura estar al tanto de lo que el resto está discutiendo. ¿Cómo pasó esto?

Hace poco estuvo en línea un cortmetraje llamado ‘Noah’. Aunque este corto no trata precisamente sobre lo que estoy tratando (en realidad es una historia de malentendidos y desamor en medio de Facebook, Skype y otros), sucede en medio de una realidad actual muy clara y presente: la falta de atención y enfoque a lo que estamos haciendo. Lamentablemente por una queja del festival de cine de Toronto donde fue mostrado, ya no es posible verlo (fácilmente) en línea, pero lo recomiendo ampliamente (advertido: es NSFW por varios miembros masculinos a la hora que el personaje está en Chatroulette).

Ahora todo lo que hacemos en determinado momento está siendo hecho a la vez que otras 3 o 4 cosas. ¿Recuerdas cuando dejabas de hacer lo que estuvieras haciendo cuando recibías una llamada telefónica? Yo tampoco. O cuando de repente interactúas en el chat de Skype o Facebook, ya damos por hecho que no te están atendiendo al 100% (y te aplican el “visto”). El colmo es cuando estás en una empresa de servicios y ni siquiera entonces dejas de lado todas estas distracciones para atender a tu cliente que esté enfrente de tí.

Recuerdo la pantalla de 9 canales de ‘Back to the Future II’. Ansiaba esa tecnología. De hecho hace unos años que estaba buscando una TV me desilusioné de que prácticamente son obsoletas las que cuenten con Picture in Picture. Hoy, no es precisamente esto lo que ofrecen las televisiones actuales, pero, ¿cuántas veces no has sido distraído en el cine por el teléfono de alguien que no puede esperar a checar sus redes sociales? En la última vez que trataste de ver una película en tu casa ¿cuántas veces checaste tu correo o te fijaste en algo en tu celular o tablet?

No estoy diciendo que sea malo o bueno, pero sobre todo cuando estás interactuando con una persona enfrente de tí en vivo, merece toda tu atención pues eso es respeto. ¿De verdad no puedes esperar a checar tus mensajes justo en medio de esta reunión? ¿en serio es imprecindible detener en este momento la conversación con tus amigos para enviar un instagram? ¿justo enfrente de tu cliente con quien quedaste de verte tienes que hacer el checkin en foursquare?

Solo es cuestión de sentido común.